En este momento estás viendo Cómo mantener la hidratación durante todo el verano

Cómo mantener la hidratación durante todo el verano

Sabemos que eres consciente de la importancia de mantener una hidratación adecuada. Es especialmente importante cuando el sol brilla más o hay más exposición solar, sobre todo en la playa y la piscina, pero no debemos descuidarnos tampoco a finales de verano. 

En verano el sol puede ser implacable, lo que hace que nuestro cuerpo tenga que hacer horas extras para mantenernos frescos. La forma que tenemos de conseguirlo es a través de la transpiración, por eso perdemos líquidos a gran velocidad. Si no prestamos atención, esta pérdida de líquido en nuestro cuerpo puede causar fatiga, mareos o lo que llamamos “golpes de calor”. Por ello, es esencial reponer nuestros niveles de líquido con regularidad.

Por si esto no fuera poco, recuerda que a mayor exposición solar, más deshidratación también externamente, es decir, esa deshidratación se ve en tu piel, tu cabello e incluso tus uñas. 

La clave es, sobre todo para aquellas de nosotras que nos cuesta beber agua,  ¿cómo podemos hidratarnos también en nuestros momentos al aire libre? 

  1. Beber agua sin prisa pero sin pausa

Lleva una botella de agua y bebe, aunque no tengas sensación de sed. No te fuerces a beber mucho de una vez, da pequeños tragos con regularidad, poco a poco se convertirá en un hábito y lo harás sin darte cuenta. Irás notando cómo mantener tu hidratación te ayudará a sentirte con más energía y menos cansancio. 

  1. ¿No te gusta el agua? Añádele sabor

Hay opciones más apetecibles que le pueden añadir un poco de variedad en tus bebidas y que son igual de saludables para mantenerte hidratado. Puedes probar a añadir rodajas de limón o pepino a tu agua para darle un poco de sabor. El agua de coco también es una excelente opción, además está llena de nutrientes y le dará un toque tropical a tu día. 

  1. Añade frutas y verduras a tu dieta

Las frutas tienen una gran cantidad de agua, y eso quiere decir que al comerlas también hidratas tu cuerpo. La fruta de temporada como la sandía y el melón, pero también opciones como el pepino o los cítricos son algunas grandes aliados. Sustituye tus aperitivos por un jugoso trozo de sandía o disfruta de una refrescante ensalada de pepino, cambia tu refresco por una limonada casera o un zumo de melón con frutos rojos, además de alegrarte el paladar estarás mejorando tu hidratación. 

  1. Cuidado con algunas opciones

Hay bebidas que, paradójicamente, en lugar de hidratar, tienen el efecto contrario. Esto nos ocurre con  el alcohol y las bebidas con cafeína, que pueden tener un efecto deshidratante en tu cuerpo. Si están entre tus bebidas favoritas, el truco está en acompañarlas de un vaso de agua, así compensas. 

  1. Protege tu piel, también merece estar hidratada

Ya tienes algunos consejos para mantener la hidratación internamente, pero es imperativo mantener protegida tu piel, durante todo el año. Presta especial atención los días en que el sol pegue más fuerte, y aplica protector solar las veces que sea necesario. Si te quemas con facilidad, utiliza ropa fresca que cubra tu piel. Y después de una exposición prolongada al sol, por ejemplo cuando vuelvas de la playa o la piscina, aplica una loción humectante para reponer su hidratación.

 

Cada persona es diferente y tenemos necesidades de hidratación distintas, así que el mejor consejo es: escucha a tu cuerpo y hazle caso, asegúrate de beber lo suficiente para mantenerte fresco y saludable. Disfruta al máximo del verano, pero no olvides que mantener tu hidratación es imprescindible para hacerlo adecuadamente: Bebe agua regularmente, experimenta con sabores refrescantes, incluye alimentos ricos en agua en tu dieta, evita el alcohol y la cafeína, y protégete del sol. De esta manera, tendrás un final de verano lleno de diversión y bienestar. 

¡Que las olas y la hidratación estén siempre de tu lado!

Deja una respuesta